¿Las «Repúblicas Populares» son un invento estalinista?

No. La primera «república popular» fue Mongolia, en 1924. Mongolia no se incorporó a la URSS por varias razones.

La fundamental: la estructura económica del país, casi completamente feudal, no había producido un proletariado ni siquiera minoritario, no podía por tanto haber soviets obreros, base del estado que la revolución estaba creando.

Sin embargo Mongolia fue un escenario relativamente importante en la guerra civil. China aprovechó el desplome del estado republicano nacido de la revolución de febrero para invadir Mongolia. El ejército chino fue expulsado parcialmente, por el ejército blanco del general Ungern von Sternberg, y ambos por el Ejército Rojo y los jinetes mongoles de Damdin Süjbaatar en 1921.

Suje e-Bator y Shumyatski en 1921
No se quería, obviamente, establecer algo parecido a un protectorado y menos aun una colonia. Sin embargo, las clases en conflicto en la sociedad mongola no permitían soñar con un estado obrero. La pirámide social mongola estaba encabezada por los monjes budistas feudalistas, al estilo de Tibet que habían usufructuado la república feudal, siempre en liza con la aristocracia (pro-china) y una burguesía comercial en su mayoría étnicamente china y aliada a los intereses imperialistas chinos. Las clases «populares» eran un disperso campesinado pobre, el artesanado de las magras ciudades y tribus ganaderas nómadas que seguían viviendo en una organización comunitaria patriarcal tradicional sujeta a obligaciones feudales. Un verdadero «caso de nota» para un marxista.

La clave vino del trabajo de una pareja de revolucionarios. Eran tipógrafos rusos emigrados a EEUU. En Nueva York conocieron a Trotski cuando este llegó expulsado de España en 1916. Consiguieron llegar a Rusia poco después del triunfo de la revolución de Octubre, en los primeros días de la guerra civil. Trotski les une a un centenar de guardias rojos, todavía no existía el ejército rojo, y les envía a asegurar la línea del transmanchuriano.

Primera bandera de la República Popular de Mongolia, 1924.
Cuando llegan a Mongolia, en el periodo de ocupación china, intentan hacerse un cuadro de la situación desde un punto de vista de clase. Los chinos habían depuesto al «Bogd Kan», el jefe del budismo monástico mongol. En el ejército de la breve república teocrático-parlamentaria presidida por éste, se habían formado grupos descontentos que habían cuajado en dos sociedades secretas. Estas sociedades, al estilo chino, agrupaban burócratas de la república, pequeños comerciantes y artesanos, es decir eran fundamentalmente un movimiento urbano en un país casi sin ciudades. Una escueta base para crear algo parecido a una burguesía nacional. Sin embargo, a través de los cuadros descontentos del ejército, entre ellos Damdin Süjbaatar, podían llegar a tener ascendente sobre el campesinado y las tríbus ganaderas nómadas.

Los marxistas convencieron a ambas sociedades para que se fusionaran y tomaran una forma lo más parecida posible a un partido político moderno, haciendo por primera vez agitación política en el país y tomando un nombre homologable en el de las fuerzas políticas del resto del mundo. Formaron a sus cuadros en Moscú y a sus líderes militares en el ejército rojo. Se funda así el «Partido Revolucionario del Pueblo Mongol», que pronto tendrá una extensa caballería, que comandada por Damdin Süjbaatar y ayudada por el Ejército Rojo, expulsará finalmente a los ejércitos blancos en 1921 tras la conquista de Ulam Bator por la que habría de quedar para la historia como la mayor carga de caballería del siglo XX.

Comisario político mongol en 1928
¿Qué forma tomaría el estado bajo la alianza del PRPM y la joven Unión Soviética? En principio se deja el gobierno al PRPM presidido formalmente por el Bogd Kan, y cuando éste muere, se declara que ya no habrá más reencarnaciones de monjes y se proclama la república. ¿Pero cómo calificar desde el punto de vista de clase a tal república? Estaban a años luz de poder organizar soviets, aunque se desde luego se intentó hacer evolucionar a las tradicionales asambleas de pastores nómadas.

La solución fue la fórmula de la «República Popular» establecida finalmente en 1924: Mongolia sería gobernada por una coalición de intereses populares -campesinos, artesanos y pastores- orientados a acabar con el feudalismo y la teocracia y eliminar la influencia de la burguesía china. No siendo una república soviética -pues no existiendo proletariado el resto de las clases sociales locales no estaban en disposición de sumarse a tales formas- no podría integrarse en la URSS.